Otras informaciones

Ifapa publica una guía sobre el cultivo de trigo sarraceno

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha puesto a disposición de los interesados una guía sobre el trigo sarraceno. Se trata de un pseudocereal, sin gluten y con alto contenido de proteínas de alto valor biológico, con creciente demanda entre consumidores de productos nutritivos y saludables, apto como alternativa para la dieta de personas celíacas.

El objetivo de la guía es ayudar a los productores a obtener el mayor éxito posible en el cultivo de esta poligonácea facilitando datos de utilidad sobre su morfología, sus necesidades, los diferentes tipos que existen y sus aprovechamientos. Además, incluye también información sobre sistemas de producción, técnicas de manejo y costes del cultivo.

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía realiza de forma permanente una labor de transferencia de información a través de publicaciones, seminarios y acciones formativas, entre otras actuaciones.  Actualmente, se está desarrollando un programa de mejora para la obtención de nuevas variedades de trigo sarraceno de alta calidad y adaptación a las condiciones andaluzas en el que colaboran el Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAS-CSIC), Ifapa y la empresa Algosur.

Esta especie herbácea presenta un buen potencial de rendimiento con un bajo coste de producción, posibilidad de aprovechamiento como segundo cultivo en la misma campaña agrícola, debido a su corto ciclo (dos meses aproximadamente), y una buena adaptación a las condiciones agroclimáticas andaluzas.

Existen dos tipos de trigo sarraceno, el común, con un sabor más dulce; y el tártaro, cuyas semillas son más amargas y ricas en compuestos fenólicos. El principal aprovechamiento de esta especie es el grano, que transformado en harina puede ser destinada a la fabricación de panes, galletas o pasta, entre otros productos. Esta harina presenta importantes valores nutricionales (19% de proteína, 70% almidón, 10% fibra dietética y 3% grasa), destacando además su alto contenido en potasio, magnesio y calcio, y su salvado contiene vitaminas B1, B2 y B6

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario